Jugó en los equipos de la mejor época del voleibol español y de la selección durante muchos años. Ahora es receptora y capitana del equipo de Superliga.